Recolección de leche materna

La recolección de la leche materna es un proceso delicado y progresivo para lo cual es importante mantener las siguientes precauciones: 
  • Lávese bien las manos antes de topar sus senos
  • Aplique compresa de calor húmedo en los senos por 3 minutos Realice masaje en cada seno por 3 minutos
  • Extraiga la leche con un extractor manual o eléctrico, al inicio de 3-5 minutos, luego progresivamente puede aumentar el número de minutos que permanece en el extractor.
  • El abastecimiento de la leche materna por lo general es más abundante en la mañana , por lo tanto es un tiempo oportuno para extraerla
  • Si su bebé no hace una toma completa o se amamanta por un tiempo más corto de lo usual, extraiga el resto de la leche y guárdela
  • Si usted está pensando en regresar a trabajar, inicie desde las seis semanas la extracción de leche y el entrenamiento del biberón con él bebe
  • Usted puede almacenar la leche y crear su propio banco del leche

Almacenamiento de la Leche Materna

El almacenamiento de la leche materna es importante realizarlo adecuadamente para garantizar las propiedades de la leche:

  • Utilice las bolsas de plástico de los biberones descartables para recolectar la leche o recipientes plásticos de boca ancha con tapa aptos para almacenar alimentos
  • Escriba la fecha, hora y la cantidad en cada recipiente así podrá  mantener la leche dentro del tiempo seguro.
  • Recolecte porciones pequeñas de dos a cuatro onzas. Las cantidades más pequeñas se descongelan más rápidamente, y Ud. desperdiciará menos leche si su bebé consume menos de lo que anticipó
  • Usted puede guardar la leche en el refrigerador hasta la noche y continuar añadiendo pequeñas cantidades de leche materna al mismo recipiente a través del día.
  • Mantenga la leche fría en el refrigerador y luego, congélela en las cantidades apropiadas.
  • Si la leche fue almacenada con limpieza y en recipientes plásticos puede estar segura a temperatura ambiente 15 a 18°C. por dos horas
  • La leche fresca refrigerada puede durar por 48 horas
  • La leche congelada puede guardarse en la parte trasera del congelador casero por dos meses con seguridad.
  • Es aconsejable utilizar leche fresca para amamantar a su bebé y evitar que la leche sea sometida a cambios bruscos de temperatura

Descongelar la leche materna

Para descongelar la leche siga los siguientes pasos recuerde que los cambios bruscos de temperatura pueden alterar y dañar la leche:

  • Coloque en el refrigerador durante la noche anterior al día en que va a usarla. La descongelación en el refrigerador toma 12 horas
  • Puede también colocar el recipiente con la leche congelada bajo un chorro de agua tibia con movimientos circulares mezcle los elementos de la leche que se hayan separado.
  • No congele nuevamente la leche materna descongelada
  • Recuerde, el color, la consistencia y el olor de su leche puede variar, dependiendo de su dieta
  • Deseche cualquier leche materna que usted no utilice durante una sesión de alimentación
  • Consulte con su médico pediatra o asesora en lactancia si tiene alguna duda del manejo y recolección de la leche materna

Más sobre: 

Lactancia materna

Escrito por: 

Miriam Molina