Desarrollo cognitivo a los nueve meses

Los procesos de memoria hacen que los niños pequeños almacenen, recuperen y utilicen los nuevos conocimientos. Por esto es necesario favorecer los procesos de atención desde el mes y medio de vida para que en efecto a los nueve meses florezca la memoria a corto plazo, la memoria no es una entidad aislada toda la información que ingresa al cerebro va a la memoria de corto plazo y luego pasa la memoria de largo plazo según sea su importancia y frecuencia.

Dentro de la estructuración de la memoria a corto plazo suceden algunos elementos interesantes en cuanto al desarrollo a los nueve meses

  • Anticipación refleja, el bebé señala cosas que suscitan su interés, por ejemplo la luz, un juguete, su biberón.
  • Atención Reactiva, el bebé aprende a estar atento a gestos que indican prohibición o aprobación ejemplo, entiende gestos de prohibición y se detiene en la acción o busca la sonrisa y aprobación frente una acción
  • Generar expectativas y las pone a prueba. Por ejemplo juegos repetitivos como chocar varias veces las cabezas el “topa topa tun”.
  • Llega a comprender la permanencia de los objetos. Por ejemplo el objeto permanece aunque no pueda verlo al igual que las personas.

El imitar acciones que ha visto antes como los juegos repetitivos o los gestos también refuerza su memoria a corto plazo, jugando adquiere dominio sobre estas acciones. La imitación espontanea aparece al noveno mes y es paralela a las nociones de tiempo, espacio y objeto y por lo tanto son parte importante del desarrollo psicomotor en su conjunto. Es común en esta etapa el que imiten exitosamente gestos de saludo con su mano, el encender y apagar las luces, aplaudir. Todos estos juegos fortalecen la relación con los adultos por la aprobación que recibe él bebe, la imitación entonces es un excelente instrumento de aprendizaje a esta edad

A continuación tenemos algunos juegos que van a desarrollar su memoria de corto plazo:

  • Jugar a las escondidas, empiece cubriendo su cara con sus manos, o un pañuelo o un pedazo de cartulina como una tarjeta, pregúntele donde esta mamá y retirando sus manos dígale aquí estoy! Repita el mismo juego con distintas personas o juguetes.
  • Coloque al bebe frente un espejo y toque sus ojos y los de él, su nariz, boca y deferentes partes del cuerpo al mismo tiempo que al bebé ayuda mucho si lo hace acompañada de una canción. “La cabeza arriba esta…”
  • Ayúdelo a aplaudir, enséñele a hacerlo cantándole una canción o como una señal de alegría y aprobación. Cantarle canciones como las tortitas les estimula a aplaudir
  • Cuéntele historias o fabulas cortas y haga exclamaciones de sorpresa sobre algo interesante que vaya a suceder así, él empieza a anticipar situaciones.
  • Cubra un juguete pequeño con una caja y coloque dos cajas más vacías y pequeñas que el niño pueda manipular, destape las cajas y ayúdelo a encontrar el juguete pequeño cuando lo haga exclame gran alegría, repita varias veces hasta que el niño lo encuentre solo.

Recuerde que el desarrollo es progresivo empiece realizando actividades para interactuar a edades tempranas, como por ejemplo hablarle y esperar sus respuestas como los sonidos guturales, una sonrisa o su mirada fija en usted Desarrollar su atención hacia figuras o dibujos les agradan los colores al igual que las figuras geométricas. Finalmente disfrute de ver como su hijo aprende de sus enseñanzas jugar con él es lo mejor.

Más sobre: 

Desarrollo

Escrito por: 

Miriam Molina