Costra láctea

Una situación que provoca temor y preocupación en los nuevos padres es la presencia de la costra láctea, son pequeñas ampollitas, que al romperse secretan un líquido seroso al, secarse producen una especie de costra gris que cubre el cuero cabelludo del bebé.

Lo más importante es saber que sin mayor esfuerzo desaparece después de pocas semanas, no frote bruscamente para tratar de desprender la costra porque podría lastimar la piel. Es una afección leve pero las escamas blanquecinas pueden llegar a cubrir totalmente el cuero cabelludo del lactante.

En los primeros meses es aconsejable lavar primero la cabeza y luego el cuerpo del bebe eso le permitirá hacerlo mejor y con más tranquilidad es útil antes de lavar la cabeza hacer un masaje suave en el cuero cabelludo con aceite para bebes esto ablanda la costra y comienza a desprenderse con cada lavada. Ayuda si después de lavar la cabeza seca y cepilla con un cepillo de cerdas muy suaves.

Si la costra persiste consulte con su pediatra.

Más sobre: 

Cuidados del recien nacido

Escrito por: 

Miriam Molina